11 May

El uso del “drone” en topografía

El uso del “drone” en topografía

La empresa Sando ha comenzado a utilizar en España drones para captar medidas topográficas en grandes construcciones, lo que posibilita la obtención de información en zonas inaccesibles para las técnicas clásicas.

Esta constructora ha utilizado estos aviones no tripulados en sus obras de uso civil, lo que permite el ahorro en tiempo, costes y toma de datos en zonas inaccesibles.

Los primeros vuelos empleados por la constructora se ha realizado con vehículos aéreos de ala fija no tripulados, muy similares a los aviones convencionales, mientras que según han detallado ahora se están usando para tomar medidas los multicópteros, que sobrevuelan las obras a unos 25 kilómetros y portan cámaras de 16 megapíxeles.

La utilización de estos aviones facilita la obtención de información en tiempo real, ya que según ha asegurado a Efe Juan Antonio Báez, director de I+D y responsable del proyecto de Sando, la solicitud de avionetas para tomar medidas aéreas “tardaban meses y ahora lo llevamos en el maletero del coche”.

Los drones suelen trabajar en dos áreas, una encargada de fotografiar la zona detalla, que según Báez da menos precisión pero más información sobre la obra; y la segunda es la incorporación de un láser que envía datos obteniendo un modelo del terreno con “nube de puntos”.

“Es una forma de obtener información y pasarlo al plano” ha destacado a Efe el responsable de I+D de Sando, quién ha manifestado que los aviones “se usan en obras grandes, como una traza de ferrocarril, donde puedes capturar la información rápidamente y dentro de unas precisiones muy novedosas”.

El trabajo con drones carece de autorización aérea y suele ser planeado por la empresa que determina el plan de vuelo que se codifica en el software de navegación del aparato que ejecuta de manera semiautomático.

El avión porta una cámara semimétrica y una serie de sistemas de comunicación y posicionamiento que simultáneamente el controlador del avión, en tierra, dirige, y donde recibe los datos que se emplearan en el trabajo.

Además, la integración de los datos obtenidos con la información de los drones permite que se pueda reconstruir la realidad completa del entorno y obtener fotografías en 360 grados.

 

 

Fuente: La opinión de Málaga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *